El voto pensado

El voto pensado

Estamos próximos no solo a resolver una elección presidencial, sino a pensar cómo ayudar a concretar la recuperación económica de la Argentina.

El casi seguro triunfo del Frente de Todos, y en especial, el de su candidato a presidente Alberto Ángel Fernández, quien deberá lidiar, con al menos tres frentes ni bien comience su mandato.

El primero, sin que esto amerite orden de prioridades, “El Frente Externo”. Para sintetizar el concepto, esto se refiere a la relación de la Argentina con el mundo, sobre todo en los aspectos económicos. Allí encontramos las futuras negociaciones para la reestructuración de la deuda con el FMI, el Mercado Común europeo, el Mercosur, EE.UU., China, etc., como así también la gestión de inversiones extranjeras, destinadas a promover las actividades productivas del país, creando las regulaciones necesarias para evitar el ingreso de capitales especulativos, destinados al sector financiero.

En segundo término, “El Frente Interno”, allí encontramos la necesidad de implementar soluciones inmediatas para palear la pobreza en la que están inmersos millones de compatriotas, como necesidad urgente y primera acción de Gobierno.

Otro de los aspectos que deberá enfrentar es la relación con “Los Actores Internos” y su implicancia económico-política, con quienes deberá, a través de las Organizaciones Sindicales, Sociales, de la Industria, el Comercio, agrogranaderos, de Bancos, entidades financieras y toda otra que represente los intereses de los sectores productivos de la economía, mantener negociaciones esenciales en su resultado y que se adecuen a un nuevo plan económico que seguramente implementará el nuevo Gobierno, basado en la recuperación del empleo, el análisis del impacto impositivo sobre las actividades productivas, la actualización de los salarios, jubilaciones, el equilibrio de las cuentas fiscales, entre otras. Es necesaria también la creación de una política de estado en materia de vivienda que a través de la misma resuelva definitivamente el problema de los créditos hipotecarios UVA.

En el marco de esta política se deberían implementar programas para la construcción de viviendas financiadas a través de un nuevo crédito hipotecario, que beneficiará a ciento de miles de familias de trabajadores, con un sistema que garantice a los mismos, no solo la alegría de recibir su nueva vivienda sino también evitar la tristeza de haber tomado un crédito impagable.

Otro de los aspectos que hace necesaria la rápida puesta en marcha de esta política, es la de generar rápidamente puestos de trabajo para poder comenzar a absorber paulatinamente a los millones de desocupados existentes.

Y para cerrar este punto, la relación política con los partidos de la oposición, a través del diálogo y dentro de las herramientas que la democracia ofrece a través del Parlamento de consensuar las acciones políticas necesarias para poner nuevamente a la Argentina de pie.

El tercer punto, y no menos importante, es “El Frente Partidario”. El Frente de Todos que integran diversas fuerzas políticas, entre ellas el peronismo, el kirchnerismo, massismo, socialismo, etc. Este es el punto donde desde la oposición tratan de crear fantasmas sobre el rol, que a partir del 10 de diciembre, podrían cumplir dentro de la estructura de Gobierno, Cristrina Fernandez, la Cámpora y otras organizaciones sociales que opinan sobre posibles medidas contrarias al pensamiento del futuro presidente.

En función de esta realidad, Alberto A. Fernández necesita un triunfo sólido y contundente para enfrentar con absoluta autoridad, por lo menos estas tres contingencias antes referenciadas. Es por ello, que nuestro voto tiene que ser inteligente, debiendo fortalecer la figura presidencial para que su capacidad de maniobra no ofrezca flancos débiles. De este modo lograremos un gobierno nacional fuerte frente a las negociaciones externas e internas, cuyo resultado garantice una mayor calidad de vida y bienestar para el pueblo argentino.

No es menos importante lograr un equilibrio en las relaciones con el Poder Legislativo y el Poder Judicial, que reconozca la independencia de los mismos.

SI EN EL 2021 NO VISTE SATISFECHAS TUS EXPECTATIVAS “COMO HOY”, “COMO HOY” TENÉS LA FUERZA DE TU VOTO. ESA ES LA VENTAJA QUE TE OFRECE VIVIR EN DEMOCRACIA!!!

ACCIONAR EN DEFENSA PROPIA

Por CM C. Martín