El jueves primer vencimiento de deuda

El jueves primer vencimiento de deuda

La situación macroeconómica en la que deja a la Argentina el ex presidente Mauricio Macri es preocupante.

El fuerte endeudamiento que contrajo para solventar tamaño gasto público condiciona al presidente Alberto Fernández, cuyo desafío principal es destrabar las obligaciones del Estado Nacional sobre vencimientos de deuda.

Renegociar con el FMI y luego con acreedores privados es el objetivo central de la nueva administración para lograr estabilizar la macro.

En este sentido, el cristinismo abrió el paraguas tanto desde El Destape como desde Página|12.

"Dos días después de asumir, Mauricio Macri le deja a Alberto Fernández una cuenta de U$S430 millones para pagar. Solo dos días después de la asunción, el flamante presidente tendrá su primer vencimiento de deuda", alertó desde temprano el portal que dirige Roberto Navarro, en un día de celebración para el peronismo.

En un nota muy cortita, la web que responde al relato K, insiste: "Solo en el mes de diciembre, los vencimientos que la gestión Fernández alcanzan la suma de $ 50.000 millones y US$ 1.200 millones"

En tanto, el gráfico fundado por Jorge Lanata advierte a sus lectores que la reactivación del consumo no será para tirar manteca al techo:

"Los refuerzos a jubilaciones, Asignación Universal por Hijo y sueldos estatales -confían quienes desembarcarán en la Casa Rosada- promoverán una reactivación nítida aunque no espectacular. La “plata en el bolsillo” se trasformará en demanda inmediata, consumo en el mercado local.

El arranque de la gestión contará, se confía, con la transigencia de los gremios enrolados en la CGT, que le darán respiro a Fernández como (mayormente aunque con excepciones) se lo concedieron a Macri en sus primeros años.

De cualquier modo, un calendario veraniego típico apura a la Nación, las provincias y los sindicatos: las paritarias docentes que incluyen el debate sobre la Paritaria Nacional abolida de prepo por Macri.

En un contorno adverso, siendo el único presidente progresista en demasiados kilómetros a la redonda, Alberto Fernández señalará nuevos rumbos, un modelo productivo sustentable e inclusivo, propuestas igualitarias.

Apelará a la templanza del pueblo argentino cuyos intereses pondrá por encima de todo, hasta de los imposibles pero perentorios vencimientos de la deuda externa. Primero crecer redistribuyendo, pagar después. Primero los más humildes. Las Plazas llenas lo auparán, estimularán y, ojalá, inspirarán".