Dos modelos. Dos entregas

Dos modelos. Dos entregas

A pocos días de las PASO el debate político de lxs principales candidatxs vuelve a centrarse en torno a la cuestión económica, según la vereda en que cada unx de nosotrxs se encuentre.

Modelos. -

Sin perjuicio que pueden verificarse variados matices en los diversos ejemplos económicos que la realidad mundial nos muestra, lo cierto es que, en términos político-económicos, existen, básicamente, dos tipos o modelos de Estado.

a)    Por un lado, lo que nosotros denominamos ESTADO DE MALESTAR, o ESTADO INHUMANO, o ESTADO EXCLUYENTE. Que básicamente busca producir la mayor cantidad de riqueza que pueda producirse, para ser distribuida entre la menor cantidad de personas posibles. Esto es concentrar la mayor cantidad de riqueza que resulte posible, en los sectores altos de la sociedad. Acumular la mayor cantidad de riqueza en los grupos concentrados de poder. Este modelo aumenta la exclusión, y la pobreza de las capas bajas y medias. Se identifica por las políticas neoliberales que ejecuta en términos económicos. Nuestra historia reciente nos ubica en los años 1990 bajo la presidencia de Carlos Menem y los años 2000/2001 bajo la presidencia de De La Rúa. Recordemos lo que significó el “Consenso de Washington” y las consignas del tipo “Achicar el Estado para agrandar la Nación”, o la famosa “Teoría del derrame”, sinónimos marketineros del “Estado Ausente” o “Estado Bobo”. Cabe señalar que la versión final de este modelo es el “Estado Gendarme”. En la actualidad, el gobierno del Presidente Macri, además de enrolarse en la línea de los Presidentes Menem o De La Rúa, presenta las características de mayor cinismo, hipocresía y de persecución de los referentes políticos y sociales que se muestren como opositores.

b)    Del otro lado (de la grieta) tenemos el modelo de ESTADO DE BIENESTAR, o ESTADO HUMANO o ESTADO INCLUSIVO. Que básicamente busca producir la mayor cantidad de riqueza posible, para ser distribuida entre la mayor cantidad de personas posible. Esto es, transferir riquezas de los sectores altos de la sociedad, hacia los sectores medios y bajos. Distribución equitativa de la riqueza. Este modelo se identifica por las políticas keynesianas o neo keynesianas en términos económicos. Es el Estado, primero generando, ampliando y fortaleciendo las bases de ciudadanía, luego, generando bienestar para la mayor cantidad de ciudadanos posibles. Es el estado construyendo ciudadanía.

Ahora bien, el Modelo de Malestar, que implica aumento de la pobreza y exclusión, necesita desarrollar una estrategia contener a esa masa de ciudadanos que serán expulsados del sistema por sus medidas económicas; este fenómeno de ciudadanos preocupados por la defensa de sus derechos será denominado por el Estado de Malestar como “protesta social” y caracterizado como de “disfuncional,” para el sistema.

Para lograr “la contención” de esa “disfuncionalidad”, el único sector del Estado (que debe achicarse) que se fortalece y crece en este Modelo de Malestar, es el correspondiente a las Fuerzas de Seguridad, encargadas de contener la protesta social, en modo de represión.

Otros modos de ejecutar el “control social” sobre la “protesta social”, consiste en la “satanización”, hostigamiento, persecución y encarcelamiento de aquellxs que se presenten como “referentes” de los sectores bajos y medios como es el caso de la compañera Milagro Sala, o de quienes resulten principales referentes políticos y simbólicos de la oposición

Frente a la posibilidad de un debate serio y plural, podríamos aceptar que, en torno al plan económico del gobierno anterior, podrían haberse realizado ajustes o correcciones, a fin de mantener alguna mayor capacidad de acción; ahora lo cierto es que tal como lo sostenía Aldo Ferrer (creador del Plan Fénix) el problema de los dólares se resolvía con mayor desarrollo y no con deuda.

Volver al FMI, significó condenar las esperanzas de más de una generación de argentinos y argentinas. Anclar el destino del País al FMI, es una fórmula que ya se intentó, y que no funcionó ni aquí, ni en ningún lado. La receta neoliberal solo conduce a la recesión, al desempleo y la represión.

Contexto.

A los efectos de comprender la dimensión del endeudamiento llevado a cabo por el gobierno, no podemos soslayar el contexto político social en el que el endeudamiento se realizó.

Como ya sabemos, desde el momento mismo de la asunción del Presidente Macri, el gobierno nacional inició un extraordinario proceso de transferencia de riquezas a los sectores más acomodados de la sociedad, disminuyendo considerablemente la carga impositiva sobre los sectores de altos ingresos –los que luego son afrontados por los sectores medios y bajos-.

También se eliminaron las retenciones al sector agroexportador (trigo, leche, maíz, carne) los que fueron beneficiados con el fin de los gravámenes a la exportación.

Se inició un proceso de eliminación de puestos de trabajo, aumentando significativamente el desempleo, que actualmente ronda el 11 %.

Se produjo una salvaje devaluación de la moneda nacional y el dólar estadounidense paso de valer 9 pesos a 45.

La inflación se descontroló afectando directamente de modo negativo el poder adquisitivo del asalariado.

Se modificó el impuesto a las ganancias por lo que ahora son más los trabajadores y jubilados que lo tributan.

Historia. -

En 1824 se libró la batalla de AYACUCHO, lo que significó el fin definitivo del dominio español en América del Sur.

Para que esa gesta tuviera lugar fue necesaria la participación, durante años, de muchísimos héroes y próceres de la Patria Grande, como, por ejemplo: San Martín, Belgrano, Simón Bolívar, Antonio Sucre, Martín Güemes y Juana Azurduy.

Ahora también en el año 1824, Bernardino Rivadavia –por ese entonces Ministro de Gobierno de la Pcia., de Bs. As, firmó el empréstito con la Baring Brothers, (banca inglesa) por un millón de libras esterlinas., que nuestro país cancelo 100 años y varias generaciones después.

ESTO MUESTRA QUE AYER COMO HOY MIENTRAS ALGUNOS DEFIENDEN A LA PATRIA, OTROS SE EMPEÑAN EN ENTREGARLA AL IMPERIALISMO.

Decía Evita: EN TIEMPOS EN QUE LOS CHICOS RIEN Y LA PATRIA FLORECE, SER PERONISTA ES UN DERECHO, EN TIEMPOS EN QUE EL PUEBLO Y LA PATRIA SE ENCUENTRAN EN RIESGO, SER PERONISTAS ES UNA OBLIGACIÓN.

Dr. Víctor E Hortel