Columna de opinión

Columna de opinión

Interpreto que todos los ciudadanos debemos comprometernos a vertir opiniones que clarifiquen a los políticos  el sentir del ciudadano/a común, aquel que a diario sale de su hogar a trabajar y observa en su derredor desazón, preocupación, críticas y más críticas a una situación que día a día empeora, nos va sumergiendo en la crisis imperante donde no se salva nadie, únicamente la clase política privilegiada, y aquellos que amasan su fortuna observando en silencio como decae todo, absolutamente todo. Para colmo,  han comenzado las promesas electorales para captar votos, cuando lo más atinado sería estar al lado de los que sufren, de los que necesitan un plato de comida o un vaso de leche para los chicos. Llevaría mucho tiempo/espacios volcar ideas que pocas por cierto se caen a quienes dicen son nuestros representantes. 

 

Comienzo hoy con el tránsito: Es una utopía estacionar en el radio céntrico de la ciudad. Se privilegia recaudar a cualquier costo, las multas se multiplican y en materia de seguridad vial el municipio tiene una enorme deuda desde siempre con el automovilista.

     

Los inspectores salen a la caza de los infractores, no a tratar de persuadir sino a castigar, por lo menos en su gran mayoría.  Tendrían que colaborar con sus superiores y lanzar un plan vial educativo a través de campañas para por ejemplo: Evitar las largas columnas en calles donde pueden transitar al menos dos hileras de vehículos y sin embargo se ocupa el centro de la calzada. Allí juegan en contra también los pocos minutos del cambio en los semáforos.¿ Se podrá invertir en volantes entregados en cada esquina, que son muchas, que ocurre frecuentemente y provoca demoras que perjudica un fluido tránsito? El personal municipal en general que transita las calles, de cualquier jerarquía, no puede tomar nota y comunicar de inmediato al área que corresponda un bache; amontonamiento de basura, veredas intransitables, invasión de pintura en garajes y/o estacionamiento adueñándose de metros que perjudican los espacios, la invasión desmesurada de veredas con ornamentos, macetas, mesas, cartelería en ciertos comercios principalmente gastronómicos que no permiten el desplazamiento de peatones en forma normal?.  Si a ello le agregamos los vendedores ambulantes (manteros) es inviable tener una ciudad ordenada. Al respecto de los vendedores en las calles, plazas, etc… ¿No se les puede buscar una ubicación  para sostener sus necesidades de supervivencia? Ejemplo: Terrenos baldíos del Municipio o en total abandono o en los bulevares de avenidas como sucede con otros tipo de comercio. 

 

¡Por favor!, no nos hagan pensar que los manteros o vendedores ambulantes deben pagar retornos, porque un ejemplo: Pobre propietarios de fruterías, deben soportar una competencia totalmente desleal y parecieran que los puestos están protegidos... Además, que imagen que dan…

 

Los inspectores en su mayoría están únicamente para cobrar multas por mal estacionamiento, existe una confusión con algunas calles que su cartelería es un tanto confusa (caso 49 e/6 y 7os y muy peligroso. Ahora han puesto algún agente en la puerta de ciertos establecimientos, pero poco y nada pueden hacer.

¿Hay control de los horarios que deben cumplir las empresas de colectivos? Cantidad de unidades, etc. porque si reciben subsidio deben ser controlados integralmente a toda hora. ¿Y los "arbolitos" en plena Av. 7  tienen total libertad para una actividad penada por la Ley? Hagan algo que no sea siempre lo mismo... enseñen a trabajar en equipo... Que antes de estar pensando en penar a los posibles infractores piensen, por ahí se les "cae" una idea y solucionan este tema del tránsito. Todo es posible mientras exista idoneidad, preparación en quienes conducen, ho- nes-tidad en los funcionarios, nombramientos por concurso,  y no olviden que los platenses tenemos el privilegio de contar con facultades que por ahí le da una mano para PLA-NI-FI-CAR.